Utur el extraterrestre

Utur vino de muy lejos, con una nave espacial decidió aventurarse por el espacio remoto desde su planeta lejano Ut. Un planeta dónde todos tienen cómo prefijo el nombre del planeta, para que nadie olvide sus orígenes. Y su sufijo es el nombre que usan. Llegó a la Tierra un día lluvioso y no llevaba paraguas. En busca de refugio se acercó a una casa, a las afueras de un pueblo. Los lugareños asustados no le dejaron entrar, hasta algún niño animado por sus padres insensibles le tiraron piedras. Utur, asustado de tanta violencia, decidió correr bajo la lluvia hacía su astronave. Hasta que en medio de la carretera se encontró un grupo de personas, que le dieron una toalla para secarse, ropa limpia y su amistad.

Utur descubrió que hay violencia y amor en este planeta, que ambas cosas son posibles y que puede ser que te topes con una o con otra, lo cuál no está acostumbrado a tal dualidad, allí en su planeta todo es amor y empatía, ya que el afecto es el eje de sus vidas.